mayo 17, 2022
24.2 C
Havana

Los cuentapropistas podrán realizar más de una actividad, según las nuevas disposiciones

Foto: Jorge Luis Borges

Texto: Jorge Suñol

Muchos esperaban las nuevas disposiciones para el Trabajo por Cuenta Propia (TCP) en Cuba tras el ordenamiento monetario. Era conocido ya que de las más de 2 000 actividades en que se permite ahora este ejercicio no estatal, de acuerdo con el Clasificador Nacional de Actividades Económicas, solo se limitan, total o parcialmente, 124 de ellas.

Obviamente, la transformación no es solo es el cambio de una lista de actividades permitidas a prohibidas, o la lista “negra”, como ya algunos la llaman. El proceso es mucho más amplio e integral,  incluye, además,  al sistema tributario y la flexibilización del mecanismo administrativo para emitir las aprobaciones del TCP.

De lo más novedoso informado ayer en el espacio radiotelevisivo Mesa Redonda por los ministerios implicados, es que se rompen limitaciones en cuanto a que no se podía realizar más de una actividad.

Hay que decir que la famosa lista no incluye actividades consideradas ilícitas para todos los actores económicos o prohibidos expresamente por ley, como la caza y pesca de especies prohibidas y en peligro de extinción, la explotación de las plantas endémicas, el empleo infantil y el trabajo forzado y otras.

En la actualidad, esta forma de trabajo, lo ejercen más de 600 000 cubanos, donde la mayoría ha tenido que reinventarse debido a la situación desencadenada por la pandemia, que ha provocado el cierre total o parcial de muchos negocios.

Bien polémico fue el tema de los veterinarios privados. En ese sentido, se permite la actividad por cuenta propia de la medicina veterinaria solo a los animales afectivos, para lo cual se introducirán los cambios jurídicos requeridos. Eso sí, la prohibición de ejercer dicha actividad de forma privada todavía se mantiene, pero tiene esta excepción.

Según la ministra de Trabajo y Seguridad Social, Marta Elena Feitó Cabrera, no se elimina ninguna de las actividades que actualmente realizan los TCP y se da luz verde a la de Programador de Equipos de Cómputo, cuya licencia estuvo detenida durante un tiempo.

La eliminación del concepto actual de alcance de la actividad también se incluye en estas disposiciones: “Cualquier proyecto que se ajuste a lo establecido puede llevarse a cabo. Esto permitirá la creación de paquetes de servicios, aún cuando sean de naturaleza diferente, y mejorar la calidad de los negocios. Por ejemplo, ahora es posible que una peluquería oferte café o merienda a sus clientes, sin necesidad de solicitar un permiso especial para ello”, apuntó la titular del ramo.

Se destacan la reducción de los trámites a la hora de solicitar un permiso para ejercer el TCP, el cual se hará mediante el sistema de ventanilla única. Además, se mantienen los aportes al régimen especial de Seguridad Social y el pago correspondiente de esta contribución.

Estos cambios serán efectivos a partir de la publicación de las normas en la Gaceta Oficial y tendrán un plazo de 12 meses para actualizar la documentación. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × 2 =

Último minuto