agosto 19, 2022
23.2 C
Havana

La escena que paró el Super Bowl

Texto: Darcy Borrero

Ante un aforo de alrededor de 22 mil personas, alguien intentó arrebatarle el protagonismo al veterano Tom Brady, quien llevó al triunfo a los Buccaneers de Tampa 31-9 sobre Kansas City Chiefs en la final del fútbol americano estadounidense.

El público del estadio Raymond James de Tampa, vivió una escena queer cuando otro personaje, desconocido hasta ese momento, paró el juego y puso de pie a los asistentes al megaevento deportivo.

Vestido con una pantaloneta negra, este fan saltó al terreno y corrió a medida que se iba bajando la pantaloneta y dejaba ver un traje de baño rosa.

Si su objetivo era atrapar la atención de deportistas y público lo logró; pero obviamente también atrajo a los guardias de seguridad, que le dieron captura luego de su desenfadado performance por el campo de juego.

Porque eso sí, esta persona logró cruzar de extremo a extremo el área, paralizando cualquier movimiento de balón.

Debido a la pandemia su público fue más limitado y probablemente más comedido: de los 22 mil asistentes, 7 500 de ellos fueron trabajadores del sector salud que han estado en la primera línea.

Queda la interrogante de qué sucederá con este aficionado. Sugieren algunos comentaristas deportivos y expertos que podría hacerse acreedor de un veto de por vida de la NFL y todos sus eventos, no solo el Súper Bowl.

La posible acción se justifica con que el acto disgustó también a los demás fans, que tuvieron que esperar por causa de la escena intermedia. En redes sociales se mostraron decepcionados, entre otras razones porque el evento, este año, es la primera oportunidad de los seguidores del fútbol americano de ver un partido en vivo. Y no se sabe si la última en un contexto de COVID-19 que se perpetúa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Último minuto