enero 27, 2022
27.2 C
Havana

Ministerio de Finanzas y Precios anuncia modificaciones sobre el teletrabajo en Cuba

Foto: Jorge Luis Borges

Texto: Redacción Cuba Noticias

En el contexto de la pandemia, que llevó a fomentar las modalidades de teletrabajo o trabajo a distancia, y el aumento de casos en el país, el Ministerio de Finanzas y Precios (MFP) anunció modificaciones en cuanto al control interno inherentes a los movimientos de activos fijos tangibles.

Suena complicado, pero la nueva resolución a lo que se refiere es al cambio de ubicación física de medios básicos, para poder garantizar entonces el ejercicio de las funciones laborales desde la casa de aquellas personas que acojan la mencionada modalidad de trabajo.

Según publicó el MFP en su sitio web, esta normativa responde a la voluntad política de informatización de la sociedad, que ha implicado en su diseño estratégico determinadas adecuaciones al subsistema de activos fijos tangibles, de cara a su uso y control fuera de la entidad laboral.

Esto quedó plasmado en la Gaceta Oficial No.21 Ordinaria del 25 de febrero de 2021, que hizo pública la Resolución 391 de 2020 de ese ministerio que modifica el Procedimiento de Control Interno No.1, “Elementos claves sobre movimientos de Activos Fijos Tangibles (PCI No. 1)”.

La nota publicada por el ministerio, aclara que, en el caso de los movimientos mencionados en el teletrabajo, se define el modelo SC-1-01- AFT como documento de constancia de la operación y señala que además, la existencia de un acta de responsabilidad material donde se deben aclarar las condiciones bajo las cuales se efectúa el préstamo.

Con estos reajustes, se introducen cambios en la Resolución 87 de la Ministra de Finanzas y Precios, del 3 de abril de 2007, así como en la Resolución 10 del 18 de enero de 2007 e incluye ciertos datos de interés.

Según la estatal Agencia Cubana de Noticias, debido a la pandemia de la COVID-19, en 2020 más de 629 000 trabajadores cubanos se acogieron al trabajo a distancia, modalidad que incluye el teletrabajo.

Así, Ariel Fonseca, subdirector de la dirección de Empleo del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), explicó a la ACN que el teletrabajo ha sido menos generalizado, porque requiere mayor conectividad a Internet y no todas las entidades poseen la estructura y el soporte tecnológico para asimilarlo.

El dirigente resaltó que en 2020 la aplicación a gran escala de esas variantes resultó positiva, porque propició el ahorro energético y se evidenció en algunos casos un mayor rendimiento de los empleados.

Además, puntualizó que casi todos los sectores de la economía cubana implementaron esas modalidades, donde se vio logros positivos específicamente fue en la industria del software, en la educación y en servicios profesionales ofrecidos por asesores jurídicos y abogados, entre otros

Añadió que desde el comienzo del 2021 ha sido menor el impacto cuantitativo del trabajo a distancia y el teletrabajo, pues, aunque la trasmisión del virus se ha incrementado opinó que existe un entrenamiento superior en los centros laborales ante estas circunstancias y se enfocan en mantener su producción.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × uno =

Último minuto