noviembre 27, 2022
22.2 C
Havana

Diez curiosidades sobre el Titanic, a 110 años del naufragio del barco “insumergible”

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

En la madrugada del 14 al 15 de abril de 1912 se vivió una de las mayores tragedias navales de la historia, cuando el RMS Titanic, el barco de pasajeros más impresionante construido hasta el momento, se hundía en su viaje inaugural, trayendo como resultado la muerte de más de mil 500 personas.

El barco “insumergible”: “Ni siquiera Dios hunde el Titanic” son algunas de las palabras que le atribuyeron sus creadores. La reputación del buque estaba basada en la ingeniería de punta que se empleó en el diseño y durante la confección del barco.

Fue de hecho la primera embarcación donde se aplicó un concepto que lo segmentaba en varios compartimientos estancos, por lo que si el agua inundaba uno, no podría llegar al siguiente, según explicaron expertos en Ingeniería Naval.

Sin embargo, el choque con el iceberg fue tan brutal que la idea resultó insuficiente, el desgarro del barco se extendió por cerca de la mitad del navío y en esas circunstancias el barco entró en inundación progresiva, por lo cual fue imposible salvarlo en tanto el caudal de agua que entraba era mayor que la que se podía sacar, de acuerdo con los especialistas.

¿Dos cubanos en el Titanic?

La historia recoge los nombres de Servando José Florentino Ovies y Rodríguez y Julián Padró Manent como dos pasajeros  cubanos que abordaron el célebre barco. El primero de ellos tenía 36 años al montarse en el trasatlántico y falleció en el naufragio; el segundo tenía 26 y corrió con mejor suerte pues sobrevivió el funesto hecho.

Sin embargo, en realidad ninguno de los dos era cubano de nacimiento. Servando era un asturiano que había hecho carrera en La Habana, donde se había hecho gerente de la empresa El Palacio de Cristal.

Su solvencia económica le permitió unas vacaciones en Francia, desde donde decidió retornar a la capital cubana haciendo la conexión Sothampton-Nueva York, Nueva York-La Habana. Para esto reservó un camarote en primera clase en el primer viaje del Titanic, según datos de la Enciclopedia Titánica.

Por su parte, Julián Padró Manent también era español de nacimiento, y no fue sino hasta 1941 que el gobierno cubano le otorgó la ciudadanía de la isla, por lo que al momento del accidente del buque no era cubano propiamente. Julián falleció a los 83 años, en 1968, y está sepultado en el Cementerio de Colón.

El dilema de los botes salvavidas: National Geographic y otros medios que han hecho investigaciones sobre el tema apuntan que en el plan original, el Titanic dispondría de 64 botes salvavidas, suficientes para evacuar a todas las personas a bordo. La cifra luego se redujo a 32 y finalmente se decidió colocar solo 20, menos de la tercera parte de los necesarios para salvar a todos los presentes.

La persona más joven del Titanic era Millvina Dean, con apenas nueve semanas de nacida al momento del embarque. Para fortuna suya, sobrevivió al naufragio, y fue la última superviviente del hundimiento del trasatlántico. A lo largo de su vida recibió numerosas donaciones de organizaciones creadas para ayudar a los supervivientes de la tragedia, e incluso de James Cameron, Leonardo DiCaprio y Kate Winslet, director y actores de la película Titanic, de 1997.

“The Wreck of the Titan” o “Futility” fue un libro escrito por Morgan Robertson que cuenta la historia de un transatlántico, el más grande y lujoso de la época, que se hunde tras chocar con un iceberg en su viaje inaugural. El texto vio la luz en 1898, 14 años antes de la tragedia del Titanic y es considerado por muchos una premonición de los fatídicos acontecimientos.

Solo tres de las cuatro chimeneas del Titanic eran funcionales, la cuarta era para ventilación y la compañía decidió instalarla como mero componente estético y para dotar de mayor grandiosidad al barco.

Foto: National Geographic

En el Titanic no habían camarotes con el número 13. Se pretendía así evitar la mala suerte. Tristemente, saltarse estos dígitos no impidió el destino del barco.

En el trasatlántico viajaban 12 perros, de los cuales solo tres sobrevivieron a la tragedia.

El Titanic y su hundimiento ha sido tema de 15 películas, si bien la más conocida es la de 1997, dirigida por James Cameron, desde el mismo 1912 se han rodado varios filmes con la temática. Esto sin contar la gran cantidad de series, miniseries y documentales sobre el barco y su trágico destino.

Los restos del Titanic se encuentran a casi cuatro mil metros de profundidad y están siendo consumidos por bacterias. Los científicos apuntan que los restos podrían desaparecer antes del 2050, víctimas de un festín de bacterias que se alimentan del hierro de su casco.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here