julio 3, 2022
23.1 C
Havana

Servicios a domicilio en Cuba: ¿una posibilidad para todos?

Foto: Jorge Luis Borges

Texto: Redacción Cuba Noticias 360


Los servicios a domicilio de los negocios privados en Cuba han tenido una alta demanda en tiempos de COVID-19. Ante el cierre de bares, restaurantes, cafeterías, y otras variantes de proyectos no estatales, que marcan el panorama emprendedor de la Isla, ha sido una manera de sostener a este sector, que ha sufrido las consecuencias de una pandemia, la cual ha provocado, sin duda, un decaimiento de muchos de ellos, incluso el cierre, ante la imposibilidad de pagar los impuestos que exige la ONAT y en definitiva por su rentabilidad.

Esta manera de recibir el producto en la puerta de tu casa no es para nada nueva. Muchos antes de la crisis sanitaria ya existía. De hecho, buena parte de los negocios por cuenta propia han desarrollado desde su gestación este servicio. Algo válido, si tenemos en cuento, la alta demanda que tiene.

Muy variada son las opciones: desde comida y tragos, hasta calzado, prendas de vestir y souvenir, uno puede encargar. La gama es bien amplia y el precio del domicilio dependerá de la distancia que deban recorrer los mensajeros, desde el punto de salida hasta el punto de entrega. Incluso varios habilitan descuento de la oferta, si te conviertes en un cliente fijo, mecanismos del mercado.

En 2020, El Toque resaltaba la creciente demanda del servicio y exponía varios ejemplos, como el paladar D´ La Abuela.

Contaba la historia de Adrián González, que trabaja hace más de dos años como mensajero en el negocio. Él realiza las entregas a domicilio de comida criolla que oferta, tiene un horario laboral fijo, el cual coincide con el del local, y sus rutinas son variables e “inestable” pues dependen de la demanda. “Hay días buenos y días malos; los domingos, de manera general, son muy movidos, el inicio de semana, más suave”, comentó.

“Somos la cara del local, casi como los dependientes; por tanto, debemos ser amables, saludar, mostrar un buen semblante”. En este “paladar” D’ La Abuela el servicio de entrega a domicilio es primordial, ya que en contraste con otros negocios de venta de alimentos, aquí no existen las condiciones para consumir en el local.

Aunque este y otros negocios de comercialización de alimentos forman parte del Directorio Online de Restaurantes de Cuba A la Mesa y varios reciben a través de esta plataforma encargos de residentes en el exterior que piden se les lleve comida a sus familiares o amigos en la Isla, no existe un mecanismo digital a través del cual hacer pedidos desde Cuba, como sucede con Rappi, Uber Eats, Glovo, Just Eat y otras aplicaciones en el mundo con este objetivo.

Si uno desea ordenar comida a un restaurante o cafetería con el servicio de entregas a domicilio, por lo general sucede así: marca al teléfono fijo o móvil del negocio, el cual encontró en un directorio como A la Mesa o por referencias de un tercero, alguien recibe la orden, pide un nombre, una dirección e informa el tiempo de espera, que rara vez excede la media hora.

Este mismo artículo también se refería a Pollo Bell, que ha buscado “ofrecer a los clientes un servicio de calidad”. Y, bajo esta premisa, decidieron asumir desde hace algunos años el servicio de entrega a domicilio.

“Al principio no teníamos esta alternativa, pero después decidimos probar y hasta ahora nos ha dado resultado. Lo intentamos porque hay personas que se inclinan a no venir hasta aquí, y queríamos llegar también a este segmento”, describe Sara, una de las encargadas del lugar, situado en el municipio capitalino Playa.

Por otra parte, Marta Deus es una la creadoras de un exitoso negocio de mensajería. “Mandao surge tres años atrás como Mandao Express, pero las exigencias del consumidor actual nos llevaron a relanzarlo desde septiembre pasado como un producto más innovador. Por eso hoy día somos Mandao, con un nuevo logo, diseño y estrategia”, le contaba a El Toque.

“Estamos enfocados en las entregas a domicilio (o donde el cliente necesite) de comidas y mercadería de restaurantes, sin descuidar otras utilidades, ya que somos una empresa de transportación de productos sin importar cual sea, siempre y cuando sirva para ayudar a otro negocio o persona. Nuestro objetivo es intentar resolver una carga extra para el cubano, sobre todo con respecto a la transportación”, añade Deus.

Aunque no existe ninguna estadística que refleje cuántas personas en la Isla utilizan el servicio de entregas de comida a domicilio, la opción es cada vez más frecuente, principalmente en La Habana. No obstante, de manera general, esta es una posibilidad al que no todos los cubanos pueden acceder por sus tarifas, algunas muy caras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

18 − 17 =

Último minuto