agosto 9, 2022
30.2 C
Havana

Nuevo informe de Estados Unidos sobre derechos humanos en Cuba

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

El Departamento de Estado de EE. UU. publicó este martes sus Informes de países sobre prácticas de derechos humanos de 2021, donde destacó la crítica situación existente en Cuba en este sentido.

El texto toma como referencia especialmente los sucesos ocurridos en la isla el 11 de julio de 2021, donde más de 700 personas fueron encarceladas y en su prefacio dicen que “los informes pintan una imagen clara de dónde están amenazados los derechos humanos y la democracia. Destacan dónde los gobiernos han encarcelado, torturado o incluso asesinado injustamente a opositores políticos, activistas, defensores de los derechos humanos o periodistas, incluso en Rusia, la República Popular China, la República Popular Democrática de Corea, Nicaragua y Siria. Documentan abusos de manifestantes pacíficos que exigen democracia y libertades fundamentales en países como Birmania, Bielorrusia, Cuba, Hong Kong y Sudán”.

EE.UU. viene realizando los Informes de países sobre prácticas de derechos humanos desde hace casi cinco décadas y los de este año incluyen a 198 países y territorios. El que se refiere a Cuba tiene una extensión de 46 páginas, divididas en siete secciones donde se abordan tópicos diversos como los derechos laborales, las libertades civiles y políticas, la integridad humana, las discriminaciones y la postura del gobierno frente a las investigaciones independientes sobre violaciones de derechos humanos.

En el caso de la isla, el texto asegura que los asuntos importantes de derechos humanos incluyeron informes creíbles de: “ejecuciones ilícitas o arbitrarias, incluidas ejecuciones extrajudiciales, por parte del gobierno; desaparición forzada por parte del gobierno; torturas y tratos crueles, inhumanos y degradantes a disidentes políticos, detenidos y presos por parte de las fuerzas de seguridad; condiciones penitenciarias duras y potencialmente mortales; arrestos y detenciones arbitrarias; prisioneros políticos”.

En su sección introductoria el Informe versa sobre algunos problemas de la cotidianidad cubana, tales como “la falta de independencia del poder judicial, la injerencia arbitraria o ilegal en la privacidad, las restricciones a la libertad de expresión y al acceso a Internet, la violencia contra periodistas, la censura y las leyes penales contra la difamación utilizadas contra las personas que critican el liderazgo del gobierno”, entre otras.

Más adelante en su sección primera, titulada “Respeto a la integridad de la persona”, el texto acusa al gobierno de la isla y a sus agentes de cometer “homicidios arbitrarios o ilegales”, citando como ejemplo el asesinato del joven Diubis Laurencio Tejeda durante las protestas de julio pasado en el barrio La Güinera, de La Habana.

El reporte también denuncia que “los funcionarios del gobierno, bajo la dirección de sus superiores, cometieron la mayoría de los abusos contra los derechos humanos. Como cuestión de política, los funcionarios no investigaron ni enjuiciaron a quienes cometieron estos abusos. La impunidad de los perpetradores siguió siendo generalizada, al igual que la impunidad de la corrupción oficial”.

Además, el Departamento de Estado hizo mención al caso de la activista Laura Pollán, líder del movimiento opositor cubano Damas de Blanco, que falleció en 2011 en “circunstancias sospechosas”.

El Informe hace referencia a las torturas y tratos crueles aludiendo que los agentes y las fuerzas de seguridad “hostigaron, intimidaron y agredieron físicamente a defensores de los derechos humanos y en favor de la democracia, disidentes políticos y manifestantes pacíficos, y que lo hicieron con impunidad”.

También denunció que “algunos detenidos y presos sufrieron abusos físicos y sexuales por parte de funcionarios penitenciarios u otros reclusos a instigación de los guardias. Aunque la ley prohíbe la coerción durante los interrogatorios de investigación, la policía y las fuerzas de seguridad en ocasiones utilizaron tácticas agresivas y físicamente abusivas, amenazas y hostigamiento durante los interrogatorios”.

Tras conocer los Informes de países sobre prácticas de derechos humanos de 2021, el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, denunció en su cuenta de Twitter que “los derechos humanos son para Estados Unidos un instrumento utilitario que usa con oportunismo para atacar a países que no se le subordinen, mientras premia y financia a gobiernos con pésimo historial en derechos humanos.”

Según una nota de la agencia estatal cubana Prensa Latina, el canciller cubano afirmó además que “el bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos constituye la principal violación contra las garantías de los habitantes de la isla” y expresó, además, “que el documento manipula el tema para subvertir el orden constitucional de la nación”.

Por su parte, la subdirectora de EE. UU. del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, Johana Tablada, calificó “como un descrédito para el Gobierno norteamericano la implementación de una política engañosa, que derrocha millones en una campaña de desinformación a gran escala contra Cuba, su población, sistema de salud y fuentes de ingresos legítimos”, según informó Prensa Latina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Último minuto