agosto 16, 2022
22.2 C
Havana

¿Cuál es el estado actual de la vivienda en Cuba?

Foto: Jorge Luis Borges

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

Es de conocimiento común desde hace algún tiempo en Cuba que luego de los daños que pueden causar lluvias intensas como las ocurridas a principio de junio, viene una segunda parte y es a la salida insistente del sol. Lo que queda de humedad en las paredes y techos de viviendas en mal estado cuando se encuentran con los rayos del astro rey, cada vez menos pasan la prueba de sostenibilidad.

Sin siquiera haber sido un ciclón, a principios de junio quedaron dañadas en el occidente cubano unas 750 viviendas. De estas 148 sufrieron derrumbes en la capital, la mayoría parciales. En la semana pasada también trascendieron algunos derrumbes en otras provincias como Matanzas, aunque no hubo que lamentar pérdidas de vidas humanas.

El impacto de las últimas lluvias pone el foco en algunos de los principales problemas sociales: la evidente falta de mantenimiento de edificios y el incumplimiento de los planes para la construcción de nuevas viviendas, que no alcanzan a veces a cubrir las que se caen o deterioran.

Según algunos datos oficiales al cierre del año 2020 en la isla había 3,9 millones de viviendas de las cuales casi el 40% estaba en regular o mal estado. Un año atrás, en 2019 se concluyeron 44 000 viviendas, y en el mismo 2020 la cantidad bajó a 32 000. En el 2021 solo fueron unas 18 000.

El estado deteriorado de la vivienda en Cuba es una situación de décadas, pero que en los últimos años cobra importancia, pues algunos sectores de la población ven con preocupación el estado acelerado de la construcción de hoteles en detrimento de posibilidades o planes por parte del gobierno para la construcción de domicilios.

“Basta caminar por la ciudad para ver el deterioro del fondo construido de La Habana”, comentó a la agencia AP el arquitecto Orlando Inclán, quien con un equipo de profesionales acaba de ganar un concurso de proyectos para edificios de viviendas sociales con materiales alternativos y reciclados.

“Es el momento de diversificar esta política de vivienda. Hay que diversificar los actores, hay que diversificar los materiales, diversificar las maneras de entender la vivienda. No tiene que haber un sólo productor de viviendas ni utilizar los mismos materiales siempre”, expresa Inclán.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Último minuto